dijous, 2 de febrer de 2012

Desde la Patagonia: La necesidad del trabajo en la familia.

Bismillahi ar Rahmani Rahim.
Assalamu Alaykum.
Mis maestros de "andar por casa", y un sencillo, bello y lleno de sabiduría sohbet de sheikh AbduRauf en la Patagonia:




LA NECESIDAD DEL TRABAJO EN LA FAMILIA


Meded Ya Sayyidi, meded Ya Sayyidi, meded Ya Sayyidi
Destur Ya Sheik Nazim, destur Ya Sheik Nazim, destur Ya Sheik Nazim

Bismillahi Rahmani Rahim...

En la vida hacemos todo... casi todo como somos. Nadie nos entrena para limitar o frenar nuestro ser. Las cosas de la vida, si somos demasiado feos o demasiado horribles, la misma enseñanza social normal nos limita, pero nos limita en mostrarlo, nada nos enseña a cambiar esa forma de ser, trocarla por otra. No. Es más, dependiendo del medio social o la familia en la que vengamos, quizás hasta se alaba.
Así que la mentira, la envidia, un montón de factores comunes, nadie nos habla de ellos. Es más, nadie le va a decir a su hijo "hijito yo que sos mentiroso" "hijo yo sé que vos sos un envidioso" "hijo yo sé que vos tenés esto..." porque ¡nooo! ¡nooo! "en mi familia eso no ocurre, somos todos bárbaros". Entonces así es como tapamos y ocultamos, y cuando empezamos un camino de Tariqa, surge que si quien está al frente, como es el caso de Mawlana Sheik Nazim al-Haqqani -larga vida para él, buena salud para él y para toda su familia, inshallah venga el Mahdi, alhamdulilah se le concedan a Mawlana todos sus deseos y todos sus pedidos y sus Du'as, y Allah proteja a él y a su familia y a sus descendientes, a sus califas, a sus murids, a sus diputados, a sus representantes y a sus seguidores a lo largo y ancho del mundo. Cuando tenemos un Maestro del calibre de Mawlana que nos enfrenta a la realidad y nos obliga a un camino de Tariqa veraz, surge que, claro, tenemos que luchar contra un montón de cuestiones internas que son lo normal nuestro, y cuando empezamos a trabajar sobre eso se nos pierden un montón de cosas en las que nos basamos: seducción, brillantez, la alegría... un montón de situaciones que nos colocaban en una posición social que era nuestra forma de presentación, y tenemos que cambiar todo eso.
Y a veces, lo cambiamos para unas cosas pero para otras no. Y entonces ¿para dónde lo cambiamos primero? Siempre para lo social, normalmente debería, si una persona estuviera realmente interesada en el trabajo, el primer lugar que tendría que cambiar es su interior, al cambiar en su interior cambiaría en su familia, pero no! Usamos el mismo sistema por el cual fuimos educados. Lo primero que cambiamos es lo externo, hacia lo social. Entonces ¿dónde cambiamos primero? En el trabajo. Y dejamos la familia relegada. Y eso es, lo normal que ocurre, pero no es lo que debemos hacer, por lo cual el esfuerzo tiene que ser doble, y de allí que Mawlana haya insistido tanto en la vida familiar, en casarse, y en vivir en familia. ¡No en pagar una familia! ¡Vivir en familia! Vivir en familia significa hacerse cargo de un montón de situaciones de uno y del otro y de hasta lo que creamos, porque a veces empezamos el camino de Tariqa a una edad en la que ya tenemos toda una familia arriba, a la cual educamos nosotros. Y descubrimos que la educamos con todos los hábitos nefastos que teníamos y que ahora empezamos a trabajar. Y pretendemos que ellos de golpe descubran que esto es lo mejor, después de que durante 30, 40 o 20 o 15 años le dijimos que no era lo mejor. Le dijimos que era otra cosa la mejor. Así que ¡gran problema! Como queremos zafar de ese problema, (empezar por) el trabajo es mucho más fácil. Sobretodo si tenemos un trabajo freelance, un trabajo donde podemos cambiar la gente y nosotros somos los patrones.
Esto es muy importante porque la gente se engaña, hasta la gente que está en trabajo de Tariqa. Se miente y se engaña. Y el trabajo se nota en el detalle, si se nos pasan los detalles no hay trabajo. El trabajo aparece en el detalle, porque no hay otra forma de trabajar que no sea estando despierto, y al estar despierto no se nos pasan los detalles. Debemos trabajar constantemente como cirujanos. Que no se puede olvidar la pinza adentro, ni se puede olvidar de suturar una arteria. ¿Por qué? Y porque el paciente muere. Simple. Y ¿cómo hace el cirujano para no olvidarse? además de tener un equipo alrededor ¿cómo hace? está despierto. Está atento a los detalles. Y un buen cirujano ni siquiera confía en su equipo a pesar de que lo formó él. Cheque hasta el último de los detalles. Y así debemos estar siempre. Debemos ser cirujanos, porque en realidad es una cirugía la que hacemos; sin anestesia, y mayor. Y no podemos dejar detalles sueltos, para eso debemos estar despiertos siempre, sabiendo que luchamos contra todo lo que nos dieron, contra todo lo que tenemos y contra todo lo que está afuera nuestro, siempre.

Entonces si nos dormimos un ratito, enseguida entramos en el hábito, porque afuera todo está basado en eso, todo está basado en estos preceptos, miren el mundo con los ojos reales, y van a descubrir que todo es envidia, todo es deseo, todo es celos, todo es odio, todo es mentira, todo es estas cosas sucias... no hay otras. Y entonces nosotros en cuanto entramos en ese mundo enseguida empezamos a usar las mismas herramientas que usa todo el mundo y que usamos toda la vida nosotros. Y no hay otra forma más que estar despiertos.

Y recuerden, en la familia siempre aparece todo. Es elemental, en la familia siempre salta, por eso la gente quiere ir a comer afuera, salir, porque todo el mundo está en la mentira, entonces uno sale con la familia a comer afuera, todo el mundo se prepara, cuando la familia afuera muestra la hilacha, esa familia está en problemas. Verdaderamente está en problemas. Esas escenas de restorán, escenas en el medio social... Ufff ahí hay una bomba de tiempo. Porque afuera en lo social la gente está toda preparada para mentir, por eso en las grandes ciudades es todo "nos encontramos afuera", muy poca gente abre su casa. Ya son raros los ... En su casa, se junta con amigos. Porque en la casa salta todo, "en el baño aparecen los olores", en la casa salta todo. Si es mucho el tiempo ufff... a veces una nochecita cada tanto se puede (disimular), pero cuando se abre la casa se abre. Y ahí está todo, está lo que escondemos, lo que ni sabemos que escondemos, está todo a la vista. De allí que en la casa está la clave, absolutamente, allí, allí está la realidad. Por eso el principal trabajo, como dijo siempre Mawlana "nunca le quiten espacio al tiempo de la familia y al tiempo de la oración, NUNCA". Quítenle espacio a ganar dinero, quítenle espacio al descansar, quítenle espacio a la diversión, pero nunca le quiten espacio a la familia y al rezar, ¡porque es la clave!

Cuando vean que una persona les dice "No, porque estoy muy ocupado, tengo mucho trabajo por eso no hago las oraciones", ya saben lo que está pasando. Y si ustedes están justificándose así, ya saben lo que está pasando, es simple. No hay cómo escaparle a eso... "No, no... porque...". Siempre es así.
Fatiha.

Quiera Allah protegernos en estos últimos 15 días de Safar, los días donde la lluvia de maldiciones se incrementa, quiera Allah protegernos haciéndonos ver que nuestra única posibilidad son las bendiciones, las cuales en esta época debemos buscar al máximo, más que en otro momento todavía, porque son épocas no de carestía, sino son épocas de lo contrario, por lo cual ante las maldiciones, bendiciones. Es lo único que nos queda.

Fatiha.


Salam alaykum!!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada