diumenge, 13 de desembre de 2009

paradisiaco....

Audhu billahi min ashaytani rajim.
Bismillahi ar Rahmani Rahim.
Meded sultanul awliya.


Vivir en Ibiza es un regalo del cielo.

Hace poco, paseando por un lugar muy bello conversaba con mi marido sobre los instantes de Felicidad, y comprobavamos como cada uno percibe esos instantes de forma diferente. Daba para refexionar sobre que es exactamente esa sensación de "felicidad".
Hay una felicidad que es caduca, que depende mas de los sentidos, y dura igual que dura lo que los sentidos estan en contacto con esa experiencia, es una felicidad que depende de lo material, es un nivel "bajo" de felicidad.Entra a traves de los sentidos, hace segrear un tipo de sustancias en el torrente sanguineo...
Hay otro tipo de felicidad que es mas elevada, en la que el alma participa, es un instante paradisiaco, definiria yo...También penetra a traves de los sentidos, las puertas del alma, pero produce una especie de energia o vibración placentera sobre algo en nosotros invisible pero que nuestro corazón puede percibir. Una pieza del exterior que encajara en algo de nuestro interior, que encajara y nos proporcionara una sensación, certeza de perfección.

Vivir en Ibiza, para mi, es estar en contacto con muchos de estos momentos.
Muchas veces es la sensación de existir, respirar dentro de un poema cuatridimensional...de belleza, placer para el alma, de calma.
Es una isla pequeña pero a la vez con mil pequeños mundos escondidos, cada uno con su regalo de belleza, que espera al que pasea, que lo encuentre y entonces entregarle su parte de dicha para el alma.
Debe haber una predisposicón del alma a recibir los regalos, si el alma se cierra, los regalos pasan desapercibidos.
Nuestra alma se encuentra bajo momentos de expansión y otros de contracción. Como oleadas que van y vienen.

Ser conscientes de que tenemos un ego que desea todo lo contrario a lo que desea nuestra alma, que quiere apartarnos de esa belleza, es un gran paso. Al ego le gusta que nos concentremos en lo terrenal, lo que nos preocupa, lo que tememos, lo que nos hace sufrir. Quiere que creamos que nosotros pertenecemos a esas sensaciones. Sus trucos son tiranos y terribles. Por eso es importante trabajar para conocerse a uno mismo, a su propio ego, es importante despertar a esa realidad.
Primero aceptar que existe ese dragon. Mirar de frente al dragon y esforzarse en coseguir someterlo.
Nosotros solos no podemos, el dragón es demasiado fuerte y terrible, para eso necesitamos alguien que nos enseñe, que ya haya sometido a su propio dragón, que conozca sus trucos...Por eso necesitamos un maestro. Eso es un Maestro espiritual y esa es su función. El maestro te enseña tu lado feo, tu dragón.


En toda la existencia, todo rincon del Planeta Tierra, y que decir del Universo infinito. Del propio ser umano, exisen estos regalos. Como si dos manos los sostuvieran, dos brazo estirados hacia nosotros, ofrendandonos el tesoro, mientras nosotro pasamos arrogantemente, con el alma cegada, apartandolos de un manotazo.
Como la Divinidad es Paciente, Amantissima, y Misericordiosisima, una Fuente Inagotable... no se siente ofendida por nuestro deprecio, sino al contrario sigue con su ofrenda llena de Amor intenso, continuo e incondicional. Mira a sus hijos con ojos de ternura, mira la belleza de nuestras perlas escondidas y sus colores indescriptibles..." Mi hijo te amo y siempre te amaré...Todo esto es para ti. Estas Bendito. Te espero..."

Ibiza tiene una especial energia que te predispone mas a estar receptivo a estos regalos.
A sumergirte en momentos, lugares, percepciones que traen al alma un eco y dicha del Paraiso.

Los instantes paradisiacos no se encuentran por propia voluntad, con una planificacón anticipada, mental, organizada, diseñada.
Lo instantes paradisiacos no se pueden recrear artificialmente, racionalmente.
Se dan solamente cuando te sometes al Mejor y Unico Diseñador.
Te despojas de tu voluntad y dejas que el alma te guie, ande delante de ti.
Los instantes paradisiaco son en concordancia con cada perla. Cada uno de nosotros.
Para mi los instantes de dicha Paradisiaca suelen ser siempre muy sencillos, naciendo de las cosas simples.
Me los entregan en momentos insospechados, en micromundos diminutos como un cojin de musgo en el bosque, unas gotas de rocio sobre una rama de hinojo, el color de una piedra, o su forma o su tacto. Lo simple es bello.

Cuando recibes un regalo sientes un sentimiento intenso de agradecimiento y amor desde el alma, y ese es el verdadero regalo.

Yo siento que conecto con lo relacionado con el mudo vegetal y la tierra. Como si muchas veces hubiera un dialogo, un entendimiento...

La musica también es un precioso regalo. Los perfumes...Un rostro que se cruza en la calle, unos ojos...Una roca, un color...
Me gusta ir por la calle imaginando que cada persona que me encuentro o veo es un reflejo de Luz Divina e pruebo a mirarlo con una mirada que capte el ser divino que es, de repente puedes sentir compasión y es imposible ver a nadie que parezca desagradable o feo.
O a veces veo a la gente intentando ser consciente que todo existe gracias al Sustentador de la vida, a traves de el. Si por un momento Allah dejara de amar y asi sustentar la existtencia de qualquier ser creado, ese ser desapareceria inmediatamente. Esto te hace ser consciente del valor divino de cada ser.

Le pedimos a Allah que nos conceda mas y mas de sus regalos, hasta que toda nuestra existencia sea un regalo continuo, una dicha continuo.
Que nos haga agradecidos, aunque nunca nuestro agradecimiento sera en corcondancia con lo que El merece.
Y le pedimos a Allah que nos de fuerzas y energias para someter nuestros egos. Como pedia nuestro querido profeta Mohammed(s.a.w.s): "Ya Allah te suplico que no me dejes en manos de mi ego ni por un abrir y cerrar de ojos!"
AMIN.

Alhamdulillah shukurulillah.

4 comentaris:

  1. ¡felicidades guapa! ¡sigue escribiendo! y sí que vives en el paraíso, qué envidia!!!! muchos besos, nashma

    ResponElimina
  2. gracias estrellita, besitos a las mahmudinas.

    ResponElimina
  3. Hermoso, contagias tu felicidad! Besos.

    ResponElimina
  4. Gracias por tu comentario bella mujer.

    ResponElimina