dimecres, 3 de novembre de 2010

Me ha encantado este poema.

Bismillah.


Somos ladrones encantadores,

Que robamos corazones,
y nunca desfallecemos,
Porque somos los amigos del Uno.

El tiempo de los viejos sermones
ha pasado,
Nosotros apuntamos directamente
al corazón.

Si la mente intenta entrar
a hurtadillas
Y tomar el mando,
nosotros le echaremos el lazo
sin demora.

Convertimos el veneno
en medicina
Y nuestras penas en bendiciones.

Todo lo que nos era familiar,
A quienes amábamos
y a nosotros mismos,
Tuvimos que dejarlos atrás.

Bendito sea el poema que viene
a través de mí,
pero no de mí,

Porque el sonido de mi propia música Ahogaría
la canción de Amor.


Mevala Jalaluddin Rumi

1 comentari:

  1. buscando este texto encontré tu espacio, voy a mirar un poco mas... soy afín al tema y me interesa siempre Rumi!..las danzas...y todo lo relacionado a que el espíritu encarne y la mente comprenda...

    gracias

    ResponElimina