dissabte, 27 de març de 2010

Sohbet de Sheikh Hisham



DEJAR LA IRA Y LA IMPORTANCIA DE “YA HALEEM”


A’udhu billah min ash-shaytaan ir-rajeem

Bismillahi ‘r-Rahman i’r-Raheem

Dastoor Ya Sayyidee madad.

Ati’ Allah wa ati’ ar-rasullah wa uli’l-amri minkum



Grandshaykh y Mawlana Shaykh siempre insistían en que suceda lo que suceda, no se debe mostrar rabia. Sean cuales sean las circunstancias, trata de ser paciente y Haleem, tolerante. Trata de que tu rostro no muestre ningún signo de enfado, por el contrario, mantén la sonrisa, porque la ira es una característica tan mala y tan peligrosa, que el Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) enseñó a los Sahaba como eliminarla de sus vidas. Awliyaullah también quieren lo mismo; ser capaces de eliminar la ira de sus vidas.

Si te fijas en la gente desde la infancia, tanto en los jóvenes como en los viejos, observarás rabia en todos ellos, incluso en un niño pequeño, porque esa característica ha sido introducida en los padres, de manera que cuando el niño nace le ha sido transmitida también a él a través de la comida que el padre y la madre le han estado dando y por lo tanto el niño lleva consigo esta característica. Cualquier persona de cualquier época tiene esta rabia, así que podemos observar como se transmite de generación en generación.

El Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) dijo a Abu Bakr, “Al- ghadabu kufr, ya Aba Bakr”. El enfado es desconfianza, falta de fe. Te hace perder el control de lo que estás haciendo. Dos personas están peleando y una de ellas acuchilla a la otra. Ambas son responsables, incluso la que ha sido acuchillada, porque si aquella hubiese tenido el cuchillo lo habría clavado a la otra. Es muy importante eliminar la ira de nuestros corazones. Awliyaullah cuentan lo siguiente: que a veces una mosca llega hasta ti y al principio tratas de apartarla. Luego se pone en tu cara y tratas de apartarla por segunda vez y va y se te mete en la nariz; entonces tratas de golpearla, pero se escapa y vuelve volando a tu alrededor. ¿Qué haces finalmente? Te enfadas con la mosca, te enfadas a causa de una pequeña mosca…, ¿no es cierto? ¿No te ha ocurrido esto? Sí. ¿Cuántas veces? Demasiadas. ¿Entonces qué haces? Sales corriendo a por insecticida y persigues a la mosca para matarla.

¿Ha ocurrido ésto? ¿Cuántas veces? Demasiadas. Hasta el punto de que la ira te domina y te posee. Esa mosca no va a hacerte ningún daño; no muerde. Se puede entender que mates algo que muerda, en ese caso tienes una excusa. Pero estás persiguiendo algo que no muerde ni hace nada con la intención de matarlo. Eso demuestra hasta que punto la rabia está controlando tu vida.

No veas esto como algo insignificante. No, hay mucha sabiduría en ello. Nos muestra cuanto estamos sufriendo a causa de la rabia.

Todo el mundo tiene rabia, todo el mundo se enfada. Esa mosca no te causa el menor daño, y es Allah (swt) quien la creó. Cuando te enfadas con la mosca es como si te enfadases con la creación de Allah (swt). Allah (swt) creó toda la creación con el propósito de que los seres humanos pudieramos elevarnos. La creación de toda la naturaleza que nos rodea: árboles, piedras, montañas o animales, es para nuestro beneficio. Todo esto ha sido hecho para nuestro propio beneficio.

Allah (swt) hizo que todo esto estuviese bajo nuestro control. ¿Para qué? Para elevar nuestro nivel más y más alto. Y todo ello está alabando a Allah (swt). Allah dice que todo lo creado está alabándole constantemente. Wa in min shayin illa suyabihu bi-hamdihi was laakin la tafqahoona tasbeehahum shayin illa suyabihoo bihamdihi. También en ti mismo como ser humano, incluso de manera involuntaria, cada célula está albando a Allah (swt), sin ninguna duda, porque Allah (swt) dice que toda la creación está alabando a Allah (swt). Los animales también están alabando y sus alabanzas son escritas como hechas por los seres humanos.

Grand-Shaykh dijo que es sunnah matar a un ratón, porque es contagioso, y podría causar daño, pero tienes que recordar que las alabanzas de ese ratón podrían ser escritas para ti. Si acabas con su vida significa que sus alabanzas ya no van a ser contadas como tuyas. Incluso hasta ese punto los awliyaullah son muy cuidadosos. Esa es la razón por la cual los awliyaullah nunca matan a un ratón. ¿Qué hacen entonces para eliminarlo? Tienen gatos. Si mirais sus casas, veréis que están llenas de gatos. Ellos no persiguen al ratón, dejan al gato que lo haga. No son ellos. Ellos intentan no lastimar. Allah (swt) dio el ratón al gato como comida.

Hoy en día hay quien juega con los ratones, esos hamsters. Juegan con ellos y dicen que es un ratón, otros dicen que no, que no es un ratón, que es un hamster…, le cambian el nombre. También hay ratones de los otros y ¿cuál es el problema con ellos? ¿Muerden? Los Awliyaullah conocen el hikmat de que están alabando a Allah (swt), pero como estamos enfadados, a causa de nuestra ira los perseguimos para matarlos, perseguimos incluso a las moscas.

Allah (swt) concedió que todas las alabanzas de los animales fueran escritas para la Ummat an-Nabi –la nación de Muhammad- (la paz y las bendiciones sean con él) como recompensa. También los árboles, estos árboles verdes con cada una de sus hojas están alabando a Allah (swt). Cuando cesan de alabar a Allah (swt) caen, se van, han acabado, incluso los árboles. Imagina cuantos millones y billones de animales están escondidos dentro de las rocas, dentro de la tierra, sobre el suelo, todos ellos alabando a Allah (swt) y sus alabanzas están siendo escritas para todos nosotros. Todo lo que es diferente de Allah (swt) en Su creación, ma siwa Allah como dijo Grandshaikh.

La creación de Allah significa que toda ella tiene Su naqsh; esto es su sello, su huella. Él lo ha grabado. Todo lo que Allah (swt) ha creado en su creación ha sido creado con la impronta de Allah (swt), su plan. Hay un plan para todo aquello que alaba a Allah (swt). Incluso una roca tiene su plan.

Esta es la razón por la cual el Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) prohibió que nadie moviese ni siquiera una piedra de la calle con su pie, hay que quitarla con la mano. Apartar algo de la calle que podría provocar la caída de los demás, es un acto de fe. Por eso hay que hacerlo con la mano. Sería una falta de respeto hacerlo con los pies. ¿Quién creó eso? La huella de Allah (swt), el toque de Allah (swt) está en esas piedras. Allah (swt) las creó. Por tanto si las apartas con tus pies no estás respetando aquello que está alabando a Allah (swt). Esa piedra está alabando a Allah (swt), lo está…, y si la apartas con tus pies no estás respetando a Allah (swt). Si la pisas involuntariamente no pasa nada. Si andas sobre las piedras de la carretera está bien, pero si hay algo en la carretera que debes apartar tienes que hacerlo con respeto.

Allah (swt) nos ha honrado. ¿Quién? Él nos ha honrado. Los animales necesitan comer y también necesitamos comer los seres humanos. ¿Cómo comen los animales? Tienen que agachar su cabeza hasta el suelo. Tienen que coger la comida con su boca. Allah (swt) ha honrado a los seres humanos haciendo que la comida llegue hasta su boca. Este es un honor más que suficiente para mostrarnos en que medida Allah (swt) nos ama y que creó toda la creación para protegernos y recompensarnos. Él ha dicho incluso más, ha dicho que si alguien se enfada por cualquier cosa ese enfado se dirige hacia Allah (swt) y eso es no creer.

Ma asaabatkum min museebatin illa bi idhnillah- Nada malo te ocurre excepto con la voluntad o el permiso de Allah (swt). Eso quiere decir que ninguna aflicción que llegue hasta ti lo hace sin su permiso. Lo que significa que Allah (swt) conoce lo que llega hasta ti y por eso envió al Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) y a los demás profetas. Lo hizo para enseñarnos a ser pacientes. Él nos está diciendo que ningún problema nos alcanza si no es con el permiso de Allah (swt). Y esto quizás sea para elevar nuestro nivel.

Mucha gente dice que tiene este problema o aquel; es verdad. Por eso es por lo que Allah (swt) hizo que los awliyaullah heredaran del Profeta (la paz y las bendiciones sean con él) conocimiento o heredaran sinceridad, por eso cuando ellos hacen du’a es aceptada. Cuando la gente llega con sus problemas ellos buscan la manera para que Allah (swt) aparte estos problemas lejos de estas personas. Y Allah (swt) concedió esto a Sayyidina Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él).

Wa law annahum idh dhalamoo anfusahum… cuando se convierten en opresores de si mismos, entonces llega hasta vosotros Ya Muhammad (la paz y las bendiciones sean con él) y pedid en su nombre para que Allah (swt) aparte el problema. Esto significa que él pidió perdón por ti, y cuando él pide perdón por ti todos tus problemas desaparecen.

Esto ha sido heredado por los awliyaullah. Por eso sus visitas son tan importantes. Ellos pueden aliviar tu carga y enviar a alguien que cargue con ella. Tú te verás libre de ese peso.

Toda esa carga proviene de tu ira: Ghadab. Por eso, cuando tu estás enfadado con tu esposa o tu esposa contigo, no habléis. Te dicen “Venga, discutamos el problema”. No discutas el problema. No escuches. No debatas. Toma una ducha, reza 2 rak’ats y haz dhikrullah. El otro cónyugue debería hacer lo mismo hasta que las cosas se enfríen.

Pero te enseñan que no, que tienes que discutir. Te dicen que discutas. Les gustan las dicusiones. Te dicen que discutas para tomar una decision, ¿qué decision? ¿El enfado te va a hacer tomar una decisión? De acuerdo, cuando te calmes lo discutiremos. No, tan pronto como sales de casa te persiguen para hacerte hablar.

“Dame mi espacio, déjanos resolver el problema fácilmente. “¡No, tenemos que discutirlo ahora o llamaré a la policía!”

Eh, llama a la policía. ¿Quién es la policía? Tus dos ángeles, el de la derecha y el de la izquierda. Ellos saben quién debe ser culpado. Allah (swt) sabe quién debe ser culpado, quien está trayendo materia sobre la que discutir cuando se está enfadado. Aquel que tiene el más alto nivel de ira está contaminando a los seres humanos. ¿Por qué? Porque se enfadó con Allah (swt). ¿Por qué se enfadó? Porque Allah (swt) le pidió que hiciese sajda a Adán. En vez de enfadarse con Adán se enfadó con Allah (swt). Si Allah te ordena hacer sajda, entonces haces sajda. Pero cuando la negligencia o desconsideración (Ghaflah) llega no conoce a nadie. Aunque él estaba en el más alto rango de los ángeles, Allah (swt), lo maldijo y lo expulsó porque se enfadó con Allah (swt). “Yo soy mejor que Adán; Tú lo creaste a él de arcilla y a mi me creaste de fuego. El fuego es mejor que él. A Iblees no le gustó la decisión de Allah (swt). Él estaba celoso, porque los celos y la rabia llegan juntos y se alimentan mutuamente. Si estás celoso, estarás enfadado. Si el marido o la esposa tiene éxito con lo que está haciendo y el otro no tiene tanto éxito, el segundo se enfada con el primero. Entonces ella le echa la culpa de todo a él o él a ella. Así que a causa de los celos la gente se enfada. Y Iblees tuvo celos de Sayyidina Adán y se enfadó con Allah (swt). Esa es la razón por la cual el enfado es no creer, porque no estás aceptando la situación en la cual Allah (swt) te ha colocado. Es muy difícil ser paciente y tolerante. Y por eso tienes que decir 100 veces Ya Haleem cada mañana antes del fajr, puesto de pie en dirección a la qiblah para asegurarte de que serás paciente y Allah (swt) enviará ángeles especiales bajo ese nombre que vendrán para protegerte durante ese día.

Pregunta cuanta gente están haciendo los 100 Ya Haleem cada día. Hay algunos Naqshbandi a los que Mawlana les ha ordenado hacerlo. ¿Lo estáis haciendo? ¿Lo hacéis? (A veces). Gracias a aquel que lo hace todos estáis salvados, especialmente nuestro hermano Khan.

Se os dice que recitéis 100 veces Ya Haleem en dirección a la qiblah. Allah (swt) os mantendrá serenos todo el día, os dará paciencia. Después recitad Ya Hafeedh 100 veces. ¿Lo hacemos? Mezian, ¿lo estás haciendo? Ya Hafeedh 100 veces te protegerá de cualquier aflicción. No vengáis a quejaros, id y haced esto.

La gente viene y se queja. No os quejéis; id y hacedlo, 100 veces Ya Haleem y 100 veces Ya Hafeedh. Decid Ya Haleem para protegeros de toda clase de ira y Ya Hafeedh para protegeros para toda clase de aflicción que llegue desde la tierra o los cielos. Si no quieres hacerlo es tú decisión, pero entonces tú serás el responsable.

Verás como tus problemas se resuelven.

Conozco a gente que no recitaban Ya Haleem y Ya Hafeedh, empezaron a hecerlo y sus vidas cambiaron, se conviertieron en maridos y esposas u hombres y mujeres más felices.

Ya Haleem: Allah nos dice que por cada vez que decimos Ya Haleem, Ya está compuesto de dos letras y Haleem de cuatro, son por tanto seis letras. Esto significa seis estaciones. Por cada vez que tú pronuncias “Ya Haleem” Allah (swt) se manifiesta desde el primer cielo con el significado y la luz de ese Bello Nombre. Cuando pronuncias la segunda letra, Allah (swt) se te manifiesta desde el segundo cielo de ese Nombre, la luz que llega de ese Nombre desde el segundo de los cielos. Cuando mencionas la tercera letra de ese Nombre, Allah manifestará en ti lo que llega a ese Nombre desde el tercer cielo. Cuando mencionas la cuarta letra de ese Nombre, Allah manifestará en ti lo que llega a ese Nombre desde el cuarto cielo. Cuando pronuncias la quinta letra de ese nombre, Allah manifestará en ti lo que llega a ese Nombre desde el quinto cielo. Cuando mencionas la sexta letra de ese nombre, Allah te enviará la manifestación de ese nombre desde el sexto cielo. Alcanzarás el nivel de seis cielos el cual es maq’adi sidqin ‘inda maleekin muqatadir. Llegarás hasta ese límite. Dices Ya Haleem y tienes la manifestación de seis diferentes cielos.

No dejes que estas palabras te entren por un oído y te salgan por el otro. Tómalas en consideración ahora. Digo Ya Haleem y por tanto ahora tengo estas seis manifestaciones desde seis diferentes cielos. Si lo dices por segunda vez, te llegan las manifestaciones desde un cielo más elevado, porque cada repetición conduce hasta una estación más elevada.

Allah creó seis ángeles de esas seis letras y tan pronto como tú dices Ya Haleem, seis ángeles serán creados repitiendo Ya Haleem para ti hasta el día del Juicio. Y la tercera vez que recitas Ya Haleem seis ángeles más son creados en una diferente manifestación, y estos ahora están haciendo tasbeeh Ya Haleem en un nivel más alto. Cada vez se produce una manifestación desde los seis cielos, y cada vez desde un nivel más alto. Y cada vez nuevos ángeles son creados y su tasbeeh es para ti. Si uno de esos ángeles apareciese el universo entero colapsaría a causa de la belleza de ese Bello Nombre. Así que piensa: si dices esto 100 veces al día, 100 multiplicado por seis significa que 600 ángeles cada día te serán garantizados con una manifestación más alta y sus alabanzas serán para ti y si tú continuas con ésto, estos ángeles comenzarán a aparecer y empezarás a verlos. Ellos aparecerán dependiendo de la pureza de tu corazón y también los olerás.

Pero si te olvidas de hacerlo entonces tendrás que volver a empezar desde el principio. Tendrás que volver atrás porque una puerta abre otra puerta. No se pueden dar ejemplos de esto pero por otra parte estamos obligados a hacerlo, ¿qué podemos hacer? Si tú pones estas botellas la una sobre la otra, caen una sobre otra. O mejor, una empuja a la otra y esa a otra más hasta que quedan completamente aniquiladas. . Y Ya Haleem te lleva a la completa aniquilación en la Divina Presencia. Eso es por lo que los awliya ordenan que la recitación de Ya Haleem sea la primera cosa de la mañana. Te llevará al maqaam al-fana.

No digas “No puedo hacerlo”. Hazlo en cualquier momento. Si no puedes hacerlo por la mañana (aunque éste es el mejor tiempo, el “código pin” es por la mañana), si no te levantas, sea la hora que sea cuando te despiertes, haz wudu, di 100 veces Ya Haleem y luego reza el Fajr. Luego Ya Hafeedh…cuando tu dices “Oh Allah, Tú eres el tolerante y el protector, la razón por la que esto se dice en segundo lugar es porque Allah (swt) es aquel que protege. Cuando pronuncias Su nombre Ya Hafeedh, Allah te protegerá de cualquier clase de aflicción y creará seis ángeles del paraíso para que no te contamines de energía negativa y te protejan durante ese día y su tasbeeh será contado como tuyo. Puedes llegar a ver estos ángeles. Hay algunos jóvenes que tienen el corazón tierno y puro y ven cosas. Algunos dicen “He visto algo luminoso u oscuro, o alguien moviéndose alrededor y tiene jubbah y barba, se aparece y camina por aquí”. Estos son ángeles o santos que pasan, los niños pueden verlos y Allah (swt) concede este regalo a aquellos de corazón tierno y puro. Por tanto Ya Hafeedh te protegerá y Ya Haleem te mantendrá a salvo de la ira. Le dices a la gente que hagan esto, lo escribes en un libro de awraad y no lo hacen. En su lugar te dicen “Tenemos problemas”. Estos dos awraad te protegerán durante el día.

Allah (swt) dice que todo lo bueno y todo lo malo llega con el permiso de Allah (swt). No te enfades. Ve y recita Ya Haleem y Ya Hafeedh. Y Allah se llevará los problemas. Hay maldad en el mundo, y problemas también. Han sido creados por los seres humanos de una generación a otra, por padres que crearon la enfermedad en sus corazones y la transmitieron a sus hijos. Los problemas existen y para resolverlos Allah (swt) te ha dado estos nombres para recitar con ciertos códigos. Esta es la razón por la cual nuestro guía te dice que los recites de esta forma o de la otra, para hacerse cargo de tus problemas.

Queríamos hablar de otra cosa desde diferentes estaciones, Inshallah, la próxima vez.

¿Esto no se está grabando?

(Traducido con cariño por Yahya Hernandez.)

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada